Oraciones Poderosas a Dios en Tiempos Dificiles

y
Share on Facebook0Share on Google+1Tweet about this on Twitter0

A lo largo de nuestras vidas vamos a pasar por diversas situaciones, muchas nos sacarán sonrisas, todas nos sacarán lecciones y no faltarán diversas situaciones en las que se nos sacará más de una lágrima, por ello quiero compartir algunas oraciones poderosas a Dios que te ayudarán en tiempos difíciles.

Aunque ninguno de nosotros quiere pasar por estas situaciones, estas son inevitables pues son parte de la vida, así que quiero que reflexionemos también porque muchas veces atribuimos estos problemas a nuestro creador y en lugar de acudir a él, nos alejamos de su presencia.

oraciones poderosas a dios -corazon

s

Es natural que nos sintamos enojados y tristes pero sinceramente nada amerita que seamos tan injustos con nuestro creador. Debemos también tener en cuenta que estas situaciones, en lugar de creer que son castigos, tienen un objetivo que es más profundo: el aprender.

Por eso no debemos cerrar nuestro corazón y en lugar de huir o renegar, debemos de refugiarnos en quien nos ama más que a todos en el mundo: Dios. ¿Cómo podemos hacerlo? Por medio de las oraciones poderosas que nos acercarán a él y nos harán mas fuertes.

oraciones poderosas a dios -dame fe

j

oraciones poderosas a dios -dios

¿Cómo debo orar?

Debemos de saber que la oración es un acto sagrado porque hace que nos comuniquemos con Dios por lo que al contrario de lo que muchas personas piensan, no se trata de repetir una y otra vez oraciones de memoria; se trata más bien de abrir nuestro corazón y mostrarnos siempre humildes.

Así que para que empieces a orar, busca un momento adecuado en el que no tengas distracciones, continúa agradeciendo a Dios por las bendiciones que te brinda día a día, pide perdón por tus errores, comprométete en no repetir faltas y pide con total humildad a Dios aquellas cosas que te hacen falta y termina con un amén.

oraciones poderosas a dios -gracias

oraciones poderosas a dios -tu sabiduria

No se trata de que repitas las cosas de memoria, ni de que sigas un orden estricto; se trata más bien de ser humildes, hablar con él con total sinceridad y esperar que se haga su voluntad porque aunque no entendamos bien, Dios siempre quiere lo mejor para nosotros.

Así que hagamos estas oraciones poderosas a Dios con mucha fe porque aunque nos parezca que no nos escucha o no es justo con nosotros, él está esperando el momento adecuado para hacernos llegar sus bendiciones.

Share on Facebook0Share on Google+1Tweet about this on Twitter0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

/* */