Como Enseñar Oraciones para Jesus a los Pequeños

y
Share on Facebook0Share on Google+1Tweet about this on Twitter0

Como adultos muchas veces cometemos el error de menospreciar a los pequeños porque creemos que no entienden ciertas cosas o que no están en la capacidad de hacer otras olvidando tal vez de que el hijo de Dios los amaba más que nosotros y sabía del valor que tienen.

Es cierto, pueden tener menos años que nosotros pero eso no los hace menos entendedores ni menos honrosos para que se dirijan a nuestro creador y a su hijo unigénito, por eso en esta ocasión quiero compartir algunas claves para enseñar oraciones para Jesus a los pequeños de casa.

oraciones para jesus agradecimiento

s

1. Ejemplo:

Todos sabemos  bien que la educación nace de casa y que los valores junto a nuestra forma de actuar, será lo que nuestros hijos imiten, así que tengamos en cuenta que la mejor forma de enseñarles es que ellos nos vean orando siempre con amor y devoción. Verás que así nacerá en sus corazones las ganas de comunicarse con Dios y su hijo.

2. Amor:

El amor es la mejor fuente del universo y es lo más maravilloso que Dios nos ha dado y es lo mismo que debemos heredar a nuestros pequeños. Por eso expliquemos que es un acto de amor que se debe hacer no solo porque buscamos algo, sino porque estamos agradeciendo a Dios y su hijo por lo que nos dan a diario.

3. Corazón y sinceridad:

Algo que hay que recalcar, es que las oraciones para Jesus no son para repetir líneas y párrafos enteros, sino que se trata de abrir nuestro corazón y expresar todo lo que hay en nuestro corazón porque así Dios y su hijo unigénito sabrán que es aquello que nos aqueja y que nos hace tanto bien; esto es algo que los pequeños deben tener presente.

j

oraciones para jesus amigos

4. Persistencia y paciencia:

Nuestra función en el mundo no es solamente alimentar y cuidar la integridad física de nuestros hijos, más que ellos se trata de llenar sus corazones de amor y hacer que siempre estén bien y por ello debemos saber que toda enseñanza requiere de mucha paciencia y perseverancia.

Esto incluye a las oraciones cristianas que ellos hagan, así que recuerda que debemos enseñarles que estas se hacen día a día cuantas veces sea necesario y que para obtener la respuesta de Dios y Jesús, también hace falta paciencia y comprensión porque ellos buscarán lo mejor siempre para nosotros…

Share on Facebook0Share on Google+1Tweet about this on Twitter0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

/* */